Chimpancé se masturba con una rana


Ahora sabemos que darwin tenía razón, tanto ocio no puede ser casualidad


Esta entrada fue publicada en Humor y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *