Vuelos baratos: Un sinfín de posibilidades que te permitirán preparar la maleta


Si tenés alma de viajero, nada mejor para vos que conseguir vuelos baratos. Y es que ciertamente el dinero suele ser una gran limitante, sobre todo cuando el objetivo es visitar muchos lugares. Pero los vuelos baratos son posibles, y en Avantrip podrás encontrar varias opciones.

La búsqueda de ofertas puede resultar algo complicado, pero a la hora de ahorrar no se trata solo de eso. La flexibilidad en las fechas de viaje y la temporada del año en la cual se tome la decisión de tomar el avión, son solo algunas de las variables cruciales cuando de ahorrar dinero se trata.

A continuación unos consejos prácticos y fáciles de aplicar, a través de los cuales se pueden conseguir los vuelos baratos tan anhelados; y con ellos lograr ir a cualquier parte del mundo, pagando menos dinero del esperado.

Vuelos baratos al alcance de su presupuesto

Si bien las agencias de viaje o las oficinas de las aerolíneas están —entre otras cosas— para la venta de pasajes, no suelen ser la opción más viable si ahorrar dinero es el objetivo. Es mejor contar con las posibilidades que brinda la tecnología y disponerse a comprar el pasaje que se requiere.

En Avantrip, por ejemplo, se pueden comparar vuelos baratos entre distintas aerolíneas teniendo la oportunidad de escoger la alternativa que se ajuste más a un presupuesto determinado. Además, el potencial viajero podrá recibir una alerta, si así lo desea, cuando los precios bajen.

Es de imaginar que todo esto no solo se traducirá en un ahorro seguro de dinero, sino además en la optimización del tiempo. Resulta impensable que la persona esté recorriendo agencias y aerolíneas por su cuenta, tratando de cazar la mejor oferta para su viaje.

Vuelos Baratos 1

No esperar al último minuto

Si se trata de un vuelo internacional, lo mejor siempre será comprar con dos meses de antelación. Recordá: es muy usual que durante las semanas más cercanas al viaje los precios de los pasajes aumenten; y si es el día antes del vuelo, aún más.

Aunque no se puede descartar la posibilidad de que frente a paquetes vacacionales, por ejemplo, se deba echar un vistazo durante los últimos días antes del vuelo. Pues esto puede traer como resultado el hallazgo de una oferta por alguna cancelación de último momento.

No todos los meses son iguales

No es lo mismo que el viaje sea en mayo a que se haga en el mes de septiembre. Los precios de los pasajes variarán según las temporadas. Esto es, básicamente, en qué momento del año hay mayor demanda de viajeros. En ese sentido, tené siempre presente la regla de oro: a mayor demanda, mayor precio.

Es predecible que diciembre y julio sean dos de los meses que reciban la mayor cantidad de viajeros. Aunque los precios de los pasajes para viajar el mismo 24 o 31 de diciembre pueden resultar más accesibles de lo que se piensa.

La hora sí importa

La hora de partida no puede ser elegida a la ligera, ni mucho menos ser tratado como un asunto azaroso. Todo esto, claro, si la premisa es viajar ahorrando la mayor cantidad de dinero posible.

Pensá bien, en la mañana los costos de los pasajes son altos. Mientras que hacia el final del día habrá posibilidades de gozar los privilegios de un vuelo barato. Y es que pasadas las 6 de la tarde, los costos se reducen en una importante medida.

Por supuesto, todo esto dependerá de otros factores, como por ejemplo, qué tan lejos esté el aeropuerto de llegada del destino final. Aunque después de todo, no está de más considerar la opción.

La magia de las escalas

La oferta esperada puede ser difícil de conseguir, porque puede ocurrir que ninguna de las opciones contempladas se adapte al presupuesto estimado. Una vez en este punto, no hay que desesperarse; pues aún hay posibilidades de conseguir el tan ansiado vuelo barato: un viaje con escalas.

Los viajes con escala poseen tarifas más económicas que los viajes directos, y terminan por ser una opción más atractiva cuando se trata de economizar recursos.

Hay que empezar por quitarle a las escalas cualquier estigma que indique tedio: horas interminables de espera para tomar el siguiente vuelo, por ejemplo. Es, de hecho, mucho más divertido, porque conocés otros ambientes u otras culturas y costumbres.

Para viajeros constantes

Cuando viajar es una de las actividades más recurrentes, el viajero tiene la opción de suscribirse a algún programa que le permita acumular millas por cada viaje que realice.

Todas esas millas podrán ser canjeadas, entre otras cosas, por ofertas en los próximos destinos; o, inclusive, por boletos completamente gratuitos.

Cuidado con el equipaje

Si hay algo que vos no debes olvidar es que los pasajes económicos suponen una capacidad de equipaje menor que la de un pasaje de costo más elevado.

Por lo tanto, ser debe procurar viajar lo más ligero posible. No solo por la comodidad que implica hacerlo sino porque de ser excesivo el equipaje, pagarás montos exorbitantes que dejarán por el piso cualquier esfuerzo hecho en pro del ahorro.

Escribí una lista de elementos indispensables para tu viaje, y tratá de ser lo más fiel posible a la misma. De esta manera evitarás gastos innecesarios. En fin, escuchá sugerencias, investigá todo lo que puedas y siempre tené presente estos consejos al momento de organizar las maletas.


Esta entrada fue publicada en General y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *